Aplicación sin contacto de grasa y aceite

Dosificación precisa a distancia

La aplicación sin contacto de lubricantes cumple todas las condiciones para los procesos de producción complejos y automatizados, y ahora es estándar en muchas industrias. Le presentamos las opciones.

Hoy en día, las limitaciones de la aplicación por puntos o la aplicación continua en forma de gotas se alcanzan rápidamente. A menudo hay que aplicar lubricantes en lugares de difícil acceso. Este es el caso, por ejemplo, de la industria automotriz, donde la grasa debe aplicarse a los componentes después de su montaje, así como en otras industrias, como la del mueble y la de los electrodomésticos. En estos casos, la lubricación sin contacto en forma de aplicación por disparo o pulverización suele ser la única opción.

La aplicación de material sin contacto ofrece numerosas ventajas: precisión, rapidez, reproducibilidad, fiabilidad y documentación. Con la aplicación de material sin contacto, el lubricante se aplica al componente desde una distancia determinada. Independientemente de la posición de la válvula en el eje, por ejemplo, los disparos pueden ajustarse con una precisión del 100 % con una válvula de disparo o de alta velocidad, incluso desde distancias de hasta 120 milímetros. La válvula de disparo puede realizar hasta 200 ciclos de conmutación en un segundo con cantidades mínimas de material. Ambas válvulas aplican el material en forma de puntos, y la aplicación tiene lugar en la dirección longitudinal de la boquilla. Con la válvula de disparo, la dirección de disparo puede variar en función de la extensión. Los puntos pueden ajustarse individualmente o superponerse en forma de cordón. La aplicación sigue siendo sin contacto en comparación con la aplicación de puntos mediante una válvula de dosificación de aguja, en la que el lubricante salva temporalmente el espacio entre la válvula dosificadora y el componente. Las válvulas de pulverización son ideales para la aplicación sin contacto de grasas y aceites en toda la superficie. Son capaces de aplicar el material tanto de forma intermitente como continua. También en este caso, la dirección de disparo puede variar dependiendo de la extensión.

Gran flexibilidad
La lubricación sin contacto es siempre una solución cuando el punto de uso de la válvula no es libremente accesible.
Gracias a una amplia gama de extensiones, accesorios y boquillas, todas las válvulas ofrecen un alto grado de flexibilidad. Se pueden cubrir diferentes distancias, ángulos de disparo y patrones de pulverización, así como geometrías complejas, sin ninguna dificultad. La lubricación sin contacto es una buena solución cuando el componente en cuestión no puede lubricarse antes del montaje de otras piezas que posteriormente impiden el acceso al punto de aplicación o cuando hay que salvar una larga distancia de inmersión. Con la válvula de disparo, por ejemplo, se puede aplicar grasa en dos lados simultáneamente, mientras que con la válvula de pulverización es posible la aplicación en 360°.

Válvula de pulverización: cono de pulverización y direcciones

Alta rentabilidad
Siempre se debe comprobar si la lubricación sin contacto es adecuada y ofrece ventajas frente a la aplicación de material con una válvula de dosificación para cada aplicación concreta. Tanto la aplicación sin contacto con válvulas de dispensa como las válvulas de dosificación permiten una dosificación precisa y una aplicación limpia del material. La naturaleza del propio material desempeña un papel importante en la elección. Siempre debe elegirse la combinación óptima de material y válvula. La principal ventaja de la lubricación sin contacto es la mayor frecuencia y velocidad de dosificación. En la producción en serie, en particular, unos pocos segundos pueden ser críticos y pueden conducir a una mayor eficiencia y rentabilidad. Las válvulas pueden complementarse opcionalmente con diversos dispositivos de medición para un óptimo control de calidad y documentación, como una barrera fotoeléctrica para la detección de disparos, un contador volumétrico de ruedas dentadas, la detección de carrera o un sensor de presión. Esto significa que la fiabilidad del proceso, la alta calidad y el monitoreo y control continuos son posibles en todo momento, incluso con ciclos cortos, altas tasas de repetición y tolerancias rigurosamente definidas.

No hay que subestimar los retos que plantea la lubricación sin contacto. El tipo y la consistencia de la grasa y el aceite desempeñan un papel importante. No todos los tipos de material son adecuados para todas las válvulas, por ejemplo, la impregnación fina de las superficies con la válvula de pulverización. Dependiendo del tamaño de la boquilla, se pueden procesar materiales con diferentes viscosidades con la válvula de alta velocidad y de disparo. En cualquier caso, es importante tener en cuenta los principales criterios que intervienen en el proceso de decisión antes de seleccionar el sistema de dosificación. De este modo, se obtienen muchas ventajas en términos de velocidad, precisión y ahorro de costos de material.

Válvulas de disparo para engrase sin contacto

Las cookies nos ayudan a brindar nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso de cookies. Más información

Close